En el circuito Ricardo Tormo de Valencia, en una carrera no apta para cardiacos, hemos visto a un bravo Ramdam Rosli pelear hasta el final.

El malasio, sin encontrarse a gusto con la puesta a punto de la moto y salir en la undécima posición en la parrilla de salida, ha logrado un honorable 9º puesto, lo que le permite sumar puntos y ponerse en en el sexto puesto de la clasificación.

Pero sí, una carrera de infarto, cuando en la segunda vuelta el suizo Marcel Brenner rompía el motor de su KTM, regaba de aceite el asfalto y dejaba rodando por el suelo a unos cuantos pilotos.

La organización izaba la bandera roja, recortaba la carrera a doce vueltas y tras adecentar la pista ordenaba la reanudación.

El fin de semana del 8 y 9 de junio Rosli y Sha volverán a subirse a sus monturas en el circuito Barcelona-Catalunya en la próxima cita del FIM CEV Repsol para disputar dos carreras en dos días.